Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Escuela Feminista Rosario de Acuña 2016

Gijón  15, 16 y 17 de Junio de 2016 en el CCAI

 El Feminismo que viene: Viejas violencias, Nuevas fronteras, Nuevos activismos.


c2La Escuela Feminista ha estudiado durante estas jornadas los retos del feminismo en un mundo global y las nuevas formas de luchar contra la desigualdad.

El feminismo es una de los movimientos que más cambios ha promovido a nivel institucional, legal, político y económico en la sociedad occidental. Gracias a esa movilización en la que muchas mujeres perdieron la vida, y otras muchas resultaron heridas, encarceladas, represaliadas y acosadas, las mujeres occidentales pueden disfrutar de los logros de la revolución feminista: el sufragio universal de voto, la legalización del aborto, y la ley del divorcio. 1

El acceso de las mujeres a la enseñanza superior es un logro que tiene como principal efecto la entrada masiva de las mujeres como mano de obra remunerada, permitiendo a las mujeres trabajar a cambio de un sueldo y ser económicamente independientes. Por primera vez, constituyendo un autentico hito en la historia, las mujeres pueden crear empresas, participar en política y estar en los órganos de dirección y poder.

2Por otra parte la “revolución sexual” ha transformado las relaciones sexuales y afectivas, diversificado y enriquecido las formas de quererse, de crear y de formar familias, ha permitido disociar entre sexualidad y reproducción y elegir libremente si quieren ser madres o no así como elegir con quien compartir la vida. Los logros más llamativos se están llevando a cabo en las relaciones entre las personas, en la vida cotidiana y la conquista de la autonomía, la independencia, el cuidado mutuo, el compartir desde una posición de igualdad.

Es evidente que pese a los cambios conseguidos por el movimiento feminista las posturas sexistas siguen imperando en nuestra sociedad, por ello los nuevos movimientos de mujeres cogen el relevo para participar activamente y organizar la “revolución de las mujeres”. Surgen nuevos activismos que se enfrentan con sarcasmo y humor al falocentrismo presente en el mundo de la política, del arte y los negocios.

Programa:


Foll



F